Tras su decepcionante paso por el Manchester City, el delantero andaluz Nolito confía en que su estancia en el Sevilla sirva para impulsar una carrera que apuntaba alto, pero que ha quedado algo estancada tras su periplo junto al aclamado Pep Guardiola.   «Me gustaría salir, sea cedido, traspasado o como sea... Son cosas de mi representante, yo estoy tranquilo y de vacaciones ahora pero mi pensamiento en el futuro es volver a España». Estas casi desesperadas manifestaciones salieron a finales del pasado mes de mayo de la boca de Nolito, delantero que en apenas meses había pasado de ser uno de los fichajes estrellas del Manchester City a un jugador completamente ignorado por su técnico. «Hasta diciembre estaba jugando y contento, a lo largo de estos cuatro meses no he jugado prácticamente nada, ahora en verano a ver qué pasa. No sé por qué, habrá que preguntárselo a Pep Guardiola (....) Ha sido un año para olvidar, una experiencia que no ha salido como yo esperaba, pero hay que seguir y a ver si en verano encontramos una solución», añadió.

Reclutado por los skyblues por petición expresa de Pep Guardiola, el andaluz arrancó el pasado curso como pieza fundamental en los esquemas del entrenador catalán, un estatus que mantuvo, no sin ciertos altibajos, hasta el mes de diciembre. A partir de enero, su protagonismo sufrió un drástico e inesperado bajón hasta el punto de ya no volver a partir como titular en ningún compromiso de Premier League.

Por fortuna para el atacante, sus súplicas han sido escuchadas por el Sevilla, un conjunto que no ha dudado en dar un nueva oportunidad a un futbolista que, Camiseta Sevilla FC 2018 baratas por culpa de su deprimente trayectoria en las islas ha visto cómo su precio decaía de los 18 M€ abonados por los citizens al Celta de Vigo hace un año a los apenas 9 M€ que ha costado su desembarco en el Ramón Sánchez Pizjuán.

Pero tasación no es lo único que ha perdido el punta. Por el camino también se ha dejado su condición de nuevo exponente de la Selección Española. De hecho, su última participación con la Roja data del pasado mes de noviembre, un dato muy significativo si tenemos en cuenta que desde entonces los de Julen Lopetegui han disputado otros cuatro compromisos.

Por toda esta suma de factores, y por el hecho de haber alcanzado ya la treintena, la presente campaña se antoja determinante para su futuro. En principio, su nuevo entrenador, el argentino Eduardo Berizzo, debería resultar un apoyo determinante, pero lo cierto es que el jugador necesitará también una buena cantidad de goles y asistencias para poder recuperar la línea por la que no hace mucho transitaba su carrera.