El nuevo proyecto del Real Madrid ya ha comenzado a tomar forma. Los blancos han completado el fichaje del lateral zurdo Theo Hernández y del centrocampista Dani Ceballos, y además ha concretado el regreso de tres jugadores que el pasado curso hicieron méritos lejos del Santiago Bernabéu: el central Jesús Vallejo, el mediocentro Marcos Llorente y el delantero Borja Mayoral.

 

Igualmente, durante este periodo los madrileños han dado salida a varios jugadores que, por unos motivos u otros, no terminaban de cuadrar en los planes de Zinedine Zidane. La del colombiano James Rodríguez, cedido al Bayern Múnich, es la marcha más sonada, pero también han tomado la puerta de salida el dominicano Mariano Díaz (Olympique de Lyon) y los españoles Álvaro Morata (Chelsea), Diego Llorente (Real Sociedad) y Burgui (Deportivo Alavés). A ellos se unirá también en breve Danilo, que ya tiene un acuerdo con el Manchester City.

Aunque ya son muchos los pasos dados, aún quedan por responder varias preguntas que sin duda marcarán la composición de la plantilla línea por línea:

Portería

Una vez se descartó la venta de Keylor Navas, y con ella el desembarco de David de Gea o Gianluigi Donnarumma, el costarricense y el español Kiko Casilla seguirán batallando por la titularidad. Como tercero en discordia sigue figurando Rubén Yáñez, pero no sería extraño que, cansado de esperar una oportunidad, el canterano optase por emigrar. En ese caso, su lugar sería ocupado por Luca Zidane.

Defensa

 

Con Jesús Vallejo ya confirmado como recambio de Pepe, la duda reside en saber si los blancos cubrirán la baja de Danilo con el marroquí Achraf, futbolista que ha venido mostrando un buen nivel con el Castilla o si acudirán al mercado en busca de un recambio que cuente con mayor experiencia.

Medular

 

Tras el regreso de Marcos Llorente y el fichaje de Dani Ceballos, la parcela ancha presenta una evidente sobrecarga, y más teniendo en cuenta que Zidane suele apostar habitualmente por sólo tres centrocampistas y que Casemiro, Luka Modric y Toni Kroos parecen casi insustituibles. Por ese motivo, no sería extraño que de aquí al 31 de agosto alguno de los segundos espadas pudiese plantearse un cambio de aires.

Ataque

La prioridad ofensiva es, sin duda, garantizar la permanencia de Cristiano Ronaldo. A día de hoy, y tras el revuelo inicial, nada hace presagiar que el luso vaya a cambiar de aires, pero en Concha Espina no estarán tranquilos hasta que se reincorpore definitivamente a los entrenamientos. Solventado este asunto, los merengues tendrán que decidir si fichan un recambio para Álvaro Morata (se habla de Kylian Mbappé, Kasper Dolberg, Domenico Berardi...) o si es Borja Mayoral quien asume ese rol.